Informative

We and selected third parties use cookies or similar technologies for technical purposes and, with your consent, also for other purposes as specified in the cookie policy. If you close this banner by ticking or clicking on "Decline", only technical cookies will be used. If you want to select the cookies to be installed, click on "Customize". If you prefer, you can consent to the use of all cookies, including those other than technical, by clicking on "Accept all". You can change your choice at any time.

Cuevas de Sal Etruscas Cuevas de Sal Etruscas Cuevas de Sal Etruscas Cuevas de Sal Etruscas Cuevas de Sal Etruscas Cuevas de Sal Etruscas Cuevas de Sal Etruscas Cuevas de Sal Etruscas   

Cuevas de Sal Etruscas

Las Termas y los Etruscos

Un viaje de los sentidos a través de la forma de vivir el ideal de belleza de los antiguos etruscos, un pueblo que supo elevar el cuidado del cuerpo a la dignidad de símbolo eterno.
Un recorrido termal único que cuyo origen se remonta a las curas antiguas utilizadas por el pueblo Etrusco. El agua, caliente y fría, purísima, se enriquece en magnesio y potasio para que adquiera determinadas peculiaridades terapéuticas y se utiliza en todas sus formas. A través de la ósmosis, gracias a una alta concentración de potasio y magnesio, penetra en la piel, generando sus beneficios: fortalece el sistema inmunológico, hidrata y protege la piel, especialmente la más sensible, desempeñando un efecto cardiotónico y drenante en todo el cuerpo, mejora la calidad del sueño y tiene un fuerte efecto antiestrés.  Una experiencia que involucra el cuerpo y la mente. Agua caliente en la que sumergirse, dejándose masajear inhalando sus vapores, regenerarse bajo una cascada fresca, pasear sobre guijarros revitalizantes como si fuera el cauce de un río, y finalmente... relajarse tumbados en sillones de masaje con cromoterapia, para despejar su mente paladeando tisanas en toda tranquilidad para reponer sales minerales.
El agua es el origen de todas las cosas. La temperatura del agua influye positivamente sobre los intercambios celulares y las reacciones químicas, entre ellas, en particular, la lisis del tejido adiposo.
El poder terapéutico del agua Alcalino – Sodio – Magnésica se ve reforzada por la alternancia de baños y vapores a diferentes temperaturas apropiadamente establecidas, que produce una forma de gimnasia circulatoria muy útil a nivel de los vasos sanguíneos y de los haces musculares.
El agua fría reduce las inflamaciones y congestiones, estrechando los vasos sanguíneos.
El agua caliente reduce la tensión muscular, aumenta la transpiración y dilata los vasos sanguíneos, acelerando la circulación. Alternando agua caliente y fría se puede estimular o calmar la circulación.
La hidroterapia es eficaz en las Terapias Ortopédicas, Reumáticas, Neurológicas y en la Estimulación de la fuerza vital, fortalece el equilibrio psicofísico y el sistema inmunológico, relaja contra el estrés.
Por último, es eficaz para alcanzar una desintoxicación del organismo y adquirir una piel suave, hidratada y sin estrías.
“Salus Per Acquam”: la salud a través del agua.
Los oligoelementos disueltos son: Sodio, Magnesio, Potasio y Yodo.
El efecto osmótico determinado por la solución salina sobre el cutis permite eliminar las toxinas de los tejido subcutáneos, lo que permite una mejor oxigenación.
Además, la presencia de cloruro de potasio causa un ligero efecto diurético, favoreciendo así la eliminación de los líquidos en exceso, con una consiguiente disminución de las hinchazones en las extremidades inferiores.
Los tejidos afectados por problemas de microcirculación, como ocurre en el caso de la celulitis, sacan un beneficio considerable de esta práctica.
Otros efectos positivos son determinados por la presencia de magnesio, que favorece la relajación muscular, mientras que el yodo estimula el metabolismo.

Los servicios ofrecidos:

Labra Cum Aquis Salis o bañera de sale, tiene una temperatura de 32° y, gracias a su alta concentración de sal, desempeña una función exfoliante y sirve para preparar la piel para los baños posteriores.
Fontes Salum o cueva de sal, tiene una temperatura de 35° en un ambiente húmedo en el que se reconstruye el aire matutino que se suele respirar en la orilla del mar; el agua desciende de las paredes de roca y se nebuliza ligeramente.
Etruscorum Labra o bañera etrusca, tiene una temperatura de 34°; aquí, por efecto osmótico, comienza la absorción de las sales de potasio y magnesio a través de la piel. En esta bañera se disfruta de un masaje plantar revitalizante gracias al fondo, hecho de guijarros como si fuera el cauce de un río.
Etruscorum Cava o gruta etrusca, es un ambiente cálido y húmedo a 55° con neblinas salinas.
Frigidae Aquae Cadentes o cascada fría, sirve para estimular la circulación linfática y sanguínea, con consiguiente efecto de vasoconstricción.
Aquarum Calidarum Labra o bañera termal, tiene una temperatura de 38° en la que la concentración de sales de potasio y de magnesio es mayor.
Aquarum Calentium o gruta termal, es un ambiente cálido y húmedo a 45°.
Otiorum Sedes o sala de relajación. Durante el recorrido es aconsejable tomarse unos momentos de relajación. Para ello hemos puesto a Su disposición una sala en la que descansar sobre una chaise longue gracias también a la luz difusa y de color, o tomando una fragante tisana para reemplazar los líquidos.

La entrada, en número limitado, sólo está permitida a mayores de 15 años.